Categories Entrevistas Noticias

Entevista para The Daily Telegraph: Robbie habla sobre el nuevo álbum, sus fans, la fama y mas

Acá les dejo la traducción de una nueva entrevista que Robbie le dio al diario australiano The Daily Telegraph, en la cual habla sobre The Heavy Entertainment Show, sus fans, la fama, botox y mucho más.

2e809d0207df19ac3e068085559979e2

Si alguna vez dejaste un comentario sarcástico en las redes sociales de Robbie Williams sobre como se veía, tal vez hayas causado que decidiera pasar por el quirófano por un poco de botox.

La estrella británica, 42, rompió con el silencio usual que las celebridades tienen a la hora de hablar de sus cirugías cosméticas. “Me puse botox, rellenos y me hice algo en la barbilla”, admitió “Y realmente me gusta el resultado. Luego del lanzamiento de mis últimos álbumes, entraba a mis redes sociales y leía comentarios que decían ‘Mierda, si que ha envejecido’. Y pensaba ‘Si, lo hice’. Estaba cansado, tenía problemas mentales, estrés y cualquier otra cosa, y todo eso podías notarlo en mi rostro. La verdad de mi mente se reflejaba en mi rostro.”

En plena promoción televisiva para su nuevo álbum, The Heavy Entertainment Show, WIlliams está encantado con los comentarios sobre su nueva apariencia. “No hay ningún comentario diciendo que me veo viejo. No creo que llegue al nivel de locura por las cirugías que tienen en Hollywood. Estamos al principio de toda la gente que ve esto como algo usual.”

Hace poco, Robbie, quien tiene una tendencia a compartir demasiado sobre su vida, también admitió que se sometió a un procedimiento para mejorar su cabello. “Los hombres no admiten que han hecho tratamientos para su cabello. Ninguno lo habla en público, pero yo lo hice. En ese momento pensaba ‘Si, voy a probar esta mierda’. Me hice algo que no necesitaba, simplemente lo hice porque estaba aburrido. Siempre voy a probar cualquier cosa aunque sea una vez. Lo que sea, ¿Probar carne de canguro? Si, vamos a comer un poco.

Durante la promoción de Swings Both Ways hace tres años, Williams estaba por cumplir 40 años y peleaba contra la idea de ser una estrella pop con canas.

“Las estrellas pop no deberían tener canas, pero tampoco deberían tener el cabello muy teñido. He visto algunas fotografías mías en las que estaba muy teñido y en ese momento pensé que tener canas era mucho mejor que tener ese desastre en la cabeza. Así que voy por eso. Tengo 42 años y en años de estrellas pop son 1042 años.”

Él es el primero en admitir que su “período imperial” empezó a decaer cuando se separó, de forma poco amigable, de Guy Chambers, el co-escritor de los hits Angels, Feel, Let Me Entertain You, Better Man, Rock DJ y todos los otros temas que lograron que sus álbumes vendieran mas de 75 millones de copias.

En los álbumes que siguieron a esa separación, vimos a Williams buscar un nuevo estilo musical mientras trabajaba con diferentes compositores, el mas famoso de ellos es el infame Rudebox del 2006. El single “Rudebox”, de sonido hip hop, fue considerado por muchos como un suicidio musical. Durante nuestra charla le pregunté sobre sus errores y él respondió “No rapées en un álbum”.

Sin embargo, ese álbum convirtió a Williams en una de las primeras estrellas pop en trabajar con Mark Ronson (“Lovelight” todavía es uno de sus mejores singles), así como también con los Pet Shop Boys y William Orbit. El “suicidio musical” experimental vendió 5 millones de copias a pesar de todo.

Para Reality Killed The Video Star, del 2009, trabajó con el famoso productor Trevor Horn pero el único hit del álbum fue Bodies y él optó por “retirarse” de las giras, un método común para levantar las ventas.

En el 2012 lanzó Take The Crown, el cual fue mayormente escrito con Tim Metcalfe y Flynn Francis, dos jóvenes músicos de Australia, a quienes conoció a través de su esposa, la actriz Ayda Field. Field y Williams tienen dos hijos: Teodora Rose, 4, y Charlton Valentina, 2, y dividen su tiempo entre sus casas en Londres y Los Angeles.

En el tour europeo que hizo para Take The Crown lo vimos volver a reunirse en un escenario con Guy Chambers, algo que no pasaba desde el 2002, terminando así con la pelea que empezó a separarlos luego de que Robbie compusiera “Come Undone” con diferentes compositores.

La asociación entre Chambers y Williams volvió a ser reactivada para su segundo álbum de Swing, Swings Both Ways.

Chambers co-escribió y produjo la mayor parte de The Heavy Entertainment Show, mucho de lo cual podría llamarse “vintage Robbie”, pero en esta renovada relación creativa Robbie también trabaja abiertamente con otras personas.

“Guy es como mi hermano y, como en toda familia, siempre hay problemas. Esta vez porque hay otras personas involucradas, y al principio no lo había. Es como un equipo de fútbol. Hay alguien mas que puede ocupar tu lugar, así que mejor convierte un puto gol. Y eso saca lo mejor de Guy.”

Ed Sheeran co-escribió la canción funk Pretty Woman. “Le envié un e-mail y él me envió esa canción. Ed Sheeran y Bruno Mars tienen una calidad que yo no estoy teniendo. No soy tan bueno como ellos.  Ahí es donde yo debería estar. Es por Ed que yo terminé escribiendo 80 canciones para este álbum. Para los primeros álbumes componía solo 17 canciones. Para Reality Killed The Video Star simplemente fumaba un montón de marihuana e iba e intentaba hacer algo. Si lo lográbamos, genial, sino, también estaba bien. Ahora pienso “Ok, lo entiendo.

Cuando eres una estrella pop te das cuenta que hay algunas cosas que no te puedes perder, porque si lo haces luego se va y se convierte en algo mas con alguien mas. Puedes ver lo que está pasando en los charts y está Shake It Off o Upto Funk. Cada año hay alrededor de 5 canciones, tal vez menos, que hacen lo que esas canciones hicieron y son muy especiales. Estoy en una posición en la que tengo que salir a buscarlas. Ya no soy pop, no soy eso y no estoy montando el precipicio de que eso sea yo. Así que tengo que trabajar duro.”

Mixed Signals fue escrita por The Killers y ellos se la dieron a Robbie a través de un productor en común, Stuart Price. Es tan buena como Mr Brightside o Whe You Were Young y ahora pertenece a Williams.

“The Killers conoce el rock. También son unos creadores geniales de canciones pop muy bien creadas y sintetizadas. Y ellos me dieron una de ellas a mi. Me hicieron sentir bien.”

Mientras que The Heavy entertainment Show es su 11° álbum, Williams lo ve como el 6°, el que debería haber seguido a Escapology (2002), su última colaboración con Chambers.

“Es el sexto álbum. Es el que le sigue al quinto. No aprecié lo que tenía en el 5° álbum. Quería hacer lo contrario. Arruinarlo con química, autosabotaje, quería experimentar, ampliar mis horizontes. Puedes poner todo eso en un mismo pastel. Ahora estoy en una posición en la que pienso ‘Ok, vamos a hacer el sexto álbum. ¿Cómo sonaría?’ Ese fue mi objetivo y lo hice.”

Se compartieron adelantos de cada canción en las redes sociales de Williams. Por supuesto, él estuvo atento a las reacciones del público. “Creo que es la primera vez desde Escapology que veo que solo con los adelantos todos mis fans reaccionaron de forma ‘Sip, esto es lo que queríamos. Esta es la persona de la que me enamoré.”

Muchos cantantes insisten en que nunca leen los comentarios. Por suerte, Robbie Williams no es como la mayoría de las estrellas pop. “Leo todo, aunque eso sea peligroso. A veces te duele un poco, pero soy adicto a hacerlo. Si, me concentro en los peores. Soy adicto a un montón de cosas que me hacen detenerme y sentirme enfadado. Hay una energía especial que lo hace adictivo. Soy adicto a cosas que acarician mi ego. Soy adicto a todo lo relacionado con eso.”

Williams dice que su éxito, que empezó hace casi 25 años con Take That para luego convertirse en un exitoso artista solista, no le proporciona reivindicación o calla a las voces negativas.

“Mi éxito mas grande se daba cuando mi autoestima estaba en su nivel mas bajo. No dije “jódete” cuando vendí 1.6 millones de entradas en un día y rompí un record mundial. Estaba diciendo “No debería estar recibiendo esto, no lo merezco. ¿Como mierda voy a vivir con esto?’. Nunca me di el lujo de levantarle dos dedos a todos porque yo creía en el aspecto negativo de mi cerebro. El éxito para alejar a esas personas en realidad me está matando. O destruyendo mi esencia y mi propio ser.

Solía decir durante esta etapa imperial cuando lanzaba un álbum y yo iba a dominar los charts de Navidad ‘Bueno, no pasará este año’. Formé parte de una banda donde nos hacían creer que todo iba a durar dos minutos y que luego nos lo quitarían. Y eso se quedó conmigo. Pensaba que terminaría viviendo en Stoke-on-Trent trabajando en el puesto de flores de mi madre. Así es como se siente.”

Sin embargo, Williams admite que está genuinamente enamorado de tener “el mejor trabajo del mundo” mientras se prepara para salir de gira con sus hijos, quienes le dan dado una perspectiva que nunca antes había tenido.

El año que viene hará una gira para promocionar The Heavy Entertainment Show y está de vuelta en su modo “promosexual”, incluso a pesar de que admite que las apariciones importantes en TV le generan “traumas”, incluyendo su última aparición en The Graham Norton Show, con lo que estuvo obsesionado desde un mes antes de que pasara.

“Estoy en un momento en donde el trauma es manejable. No me está destruyendo ni está haciendo que quiera destruirme con drogas, alcohol y sentimientos. Parte de eso se debe al trabajo que estuve haciendo conmigo mismo y otra parte es gracias a mi esposa e hijos. Tengo que trabajar y ahora tengo un propósito para hacerlo. Vamos a algún lado, hacemos alguna cosa… El tener un propósito hace que todo tenga sentido.

Este s mi trabajo. Esto es lo que hago. He escuchado a Bob Dylan decir que actuar es su trabajo. Hablé con Bono y me dijo ‘Me veo a mi mismo como un actor’. Okey, lo entiendo. Bob Dylan va a trabajar. Bono actúa. Puedo hacer eso. Y con los chicos todo tiene mas sentido. Antes estaba en el escenario y miraba hacia el abismo, y el abismo me miraba a mi y congelaba mi mente. No podía encontrarle el sentido a nada. No hay grupos de apoyo para celebridades de primera línea cuando dejan de serlo. ‘Okey, ¿Quien hablará con él?’.”