Nueva entrevista para la revista GQ: «Robbie Williams (todavía) quiere pelear con Liam Gallagher»

Robbie se encuentra en la portada de la nueva edición de la revista GQ, con una larga entrevista en la que habla mas de su vida privada y su carrera que del álbum navideño pero aún así es la típica entrevista que amamos de Robbie por su honestidad. Obviamente también hizo una increíble sesión de fotos nueva, fotos que ya pueden encontrar en nuestra galería.

La entrevista es muy larga e interesante así que abajo les dejamos la traducción.


Gallery Links:
Photoshoots > 2019 > Bryan Adams – GQ Magazine

 

A veces, los famosos son expertos en dar respuestas cuidadosas. Pero no Robbie Williams, un famoso que está dispuesto a admitir cuánto odia a Liam Gallagher, los efectos que la fama tuvo en él y el tipo de hombre que es hoy en día. Jonathan Heaf entrevistó al cantante y a la leyenda para hablar sobre la lista de sus “enemigos de por vida”.

Extrañé a Robbie Williams. O, mejor dicho, las entrevistas de famosos extrañaron a Robbie Williams. Como todos los que fueron grandes en los noventa y a principios de los 2000, Williams tiene una forma de llevar las entrevistas que hace que los periodistas que la realizan empiecen a preguntarse “¿Por qué no todas las estrellas pop pueden ser como él?” Williams es increíblemente honesto sobre todo, y me refiero a todo, muy travieso y alegremente consciente de sí mismo hasta el punto que mientras habla sobre temas que sabe que serán recogidos por la prensa, él sonríe y se asegura que analicemos cada detalle para sacar la máxima controversia e impacto. También es, como era de esperar, muy divertido y alguien que cuenta anécdotas y opiniones controvertidas de forma muy natural, como si fueran armas. Los famosos no suelen ser así y mucho menos las estrellas pop de hoy en día. Con demasiada frecuencia, los famosos están más dispuestos a desviarse el tema, tienen demasiado cuidado y cautela.

Mientras viajaba para conocer a Rob, todos lo llaman así, me di cuenta que ha pasado prácticamente por cada alto y bajo que una persona muy, muy exitosa puede sufrir en una vida. Decir que su vida ha sido una serie de altos y bajos sería como decir que el accidente de Chernobyl fue un error pequeño. La fama, las adicciones, las peleas, los número 1, Rudebox, su comportamiento errático, la agorafobia, los años en el desierto, los OVNIS, el sexto, el haber recibido sexo oral por parte de una mucama en un castillo, su escape a Los Ángeles, las biografías (de las cuales “Feel”, publicada en el 2005 y escrita por el periodista británico Chris Heath, es una de las mejores biografías de la historia sobre un artista moderno; entre las que también incluyó a “Me” de Elton John y a “Life” de Keith Richards), la dismorfia corporal, la depresión, el éxtasis, la marihuana, las mujeres, los… Mejor sigamos con otra cosa, ¿no? Después de todo, ¿Quién soy yo para entrometerme entre ustedes y el sr. Entretenimiento? Como él mismo dice cuando nos sentamos para empezar con la entrevista “De todos modos, ahora es mi turno”. El pop está muerto. Larga vida a Robbie Williams.

¿Cómo va el haber dejado de fumar?

Genial. Muy bien. Desde el 1 de enero hasta ahora.

¿Alguna vez vapeaste?

Pareciera como si fueras a estar jodido muy pronto. No. El primero de enero dejé de fumar. Fumé un solo cigarrillo con Lily Allen. Fue mientras estábamos en el estudio con Guy Chambers, estan trabajando juntos, y tenía que ser con Lily, ¿no? Me corrompió por esa única vez, pero después no volvió a pasar.

Bueno, te ves muy bien.

Si. Estoy muy, muy bien. Ahora como pescado. Realmente lo disfruté mucho, el comer pescado.

¿Antes comías pero no lo disfrutabas?

No, era primero yo y luego el pescado, ¿me entiendes? El pescado es algo de último minuto. Pero luego miras todos los documentales que hay sobre la carne en Netflix, sobre cómo está llena de esteroides y es muy mala para tu y te das cuenta que tal vez la carne roja no sea lo mejor. De todas formas, pensé que debía darle una oportunidad al pescado.

¿Entonces eres pescatariano?

Supongo que si. Si nada, adelgaza. Acostumbrarse a dejar de comer carnes rojas es una transición. Pero puedo hacerlo: Quiero decir, no he bebido alcohol por 19 años y descubrí que una vez que entras en la corriente con todas estas cosas, rompiendo un hábito, es lo que eres y lo que haces. Entonces, quién soy ahora y qué hago es comer pescado. Y está funcionando.

¿Dirías que el preocuparte por lo que ingieres, de cualquier forma, ha sido un tema recurrente a lo largo de tu vida?

Bueno, para mi es como literalmente estar peleando contra un oso polar, como que quiero estar fuera de control en todo, todo el tiempo. Ya sea con la comida, el alcohol, las drogas, el sexo, con juegos de computadora o estar online, en la música, el golf… Con lo que sea. Quiero hacer mucho de cualquier cosa o mucho de nada, siempre. Desafortunadamente, tengo predisposición a ese drama. Así que si, por el momento la comida es solo una de las cosas en las cuales estoy tratando de ser más balanceado. Cuando un fuego se apaga, otro se enciende. Si no es la comida, son los hijos, estar muy alejado o muy presente. Siempre estás tratando de controlar tu comportamiento. Es jodidamente agotador.

Pero después de estar sobrio por 19 años, debés ser mejor controlando esos impulsos, ¿no? Controlando esos demonios internos.

Ni siquiera está en juego. Ha pasado mucho tiempo (con el alcohol) pero nunca digas nunca. Tropecé en este tiempo, durante esos 19 años, pero nunca fue con el alcohol y nunca duró mucho tiempo. Creo que a los 45 estoy un poco mejor con el no necesitarlo o quererlo. Si me resulta difícil no fumar marihuana, incluso está siendo un poco más fácil si la tengo cerca. La marihuana es parecida a una barra de chocolate: Si hay un Kit Kat en la habitación, voy a comerme el maldito Kit Kat. Si hay un Toblerone, voy a comer el toblerone. ¿Y si hay un poco de marihuana? Va a ser dificil no fumarla. Pero eso es lo único…

Debe ser muy difícil no cruzarte con la marihuana en Los Ángeles, ¿no? Está en todos los bares, restaurantes y fiestas privadas.

En LA la marihuana es como tomar un café. Está en todos lados. Todo huele a marihuana. Es como recibir un golpe. Tomas una bocanada de aire y luego estás luchando contra tus demonios por el resto de la noche hasta que te despiertas. No es un lindo lugar para estar, así que puede ser retador. Pero, ya sabes, esa necesidad dura cinco segundos pero esos cinco segundos se sienten como si estuvieras peleando contra un oso.

Ahora vamos a tiempos más felices: ¿Cuanto tiempo pasas en Gran Bretaña?

Pago impuestos aquí. Hay que construir autopistas, se necesita staff para los hospitales, así que no me molesta… Quiero decir… ¡No quiero pagarlos!

¿Cuál es tu opinión sobre Gran Bretaña y el lío en el que estamos metidos? Naciste aquí, ¿Estás buscando quedarte o irte?

Vivo en esa burbuja de la que todos hablan. Vengo del lugar que votó para salir, pero ahora vivo en un entorno diferente así que puedo entender el punto de vista de las personas que querían salir aunque ya no tenga esa posición. Si, lo hice. Habiendo dicho eso, no es una montaña en la que estoy interesado morir en este momento, simplemente estoy mirando todo y pensando “Bueno, decídete y luego veremos que pasa.”

¿Votaste en el referéndum?

Nunca, jamás voté.

¿Lo harás en el futuro?

Tal vez. No hay nada que pueda confirmar ahora mismo.

¿Qué piensas sobre lo que Boris Johnson está haciendo en el país?

No tengo idea de nada. Cuando digo que no voto es porque no creo en el sistema o en las personas que manejan el sistema. Y cuando votas lo que haces es alentarlos a “ellos” y el gobierno de todas formas intervendrá. Las personas que lean esto pensarán “Bueno, si él no vota, entonces no tiene derecho a opinar”. De acuerdo. Sigan de largo. Ahí es donde me encuentro ahora mismo. ¿Qué pienso sobre Boris? Creo que el mundo nunca deja de ser un lugar tan loco para vivir. Jamás. Decimos “Oh, ¿dónde irá a parar el mundo?”. Pero vuelve unos años atrás, a la época de George Bush, y todos decíamos lo mismo.

¿Confías en Boris?

Boris sería un excelente entretenimiento si fuera el asistente de mi contador. Saldrías de una entrevista diciendo “¡Sí que es divertido! Pero no estoy seguro de querer dejar mis ahorros en su manos”. Pero bueno, es lo que hay. Es el juego. Tengo muchas mas opiniones sobre el Manchester United o sobre Marcus Ranshrod no metiendo la pelota en el fondo del arco.

¿Entonces ser padre no te generó más interés en temas actuales?

Greta [Thunberg] generó bastante alboroto, ¿no? Creo que debería haber alguna ley para proteger a alguien de 16 años de todas las críticas. Sin importar lo que hagan. Obviamente, si pasa algo criminal está la ley penal para pensarlo pero, sin importar lo que uno piense de Greta o sobre sus discursos, el tono de sus expresiones faciales, su ira, su pasión, ella debería poder hacer todo eso sin reproches. Y comentarios de idiotas carentes de empatía no ayudarán a la salud mental de la pequeña chica, sin importar su opinión sobre el cambio climático. Esta semana eso me molestó mucho. Tiene 16 años. No es que necesariamente esté de su lado por su punto de vista, pero creo que debería permitirsele hacer lo que ella quiera. Déjenla ser.

Pasando a otro tema. Rob, vas a lanzar un álbum navideño…

Si, voy a lanzar un nuevo álbum. ¿Amas la Navidad, Jonathan?

Si, me gusta. ¿A ti?

Amo la Navidad pero también la odio.

Iba a preguntarte cómo eran tus Navidades cuando eras pequeño.

Eran muy emocionantes porque las BMX eran muy populares cuando era chico y mi BMX cuidaría de mí por el resto del año. Solía estar mucho tiempo solo en casa, incluso era de los que tenía la llave colgada en el cuello para no perderla. Y todos los días me la pasaba a kilómetros de casa todos los días, incluso en Navidad, todo el día, hasta que oscurecía y eventualmente ni siquiera volvíamos cuando oscurecía, seguíamos haciendo lo que estábamos haciendo, bebiendo o lo que fuera. Pero cuando dejé de beber, la Navidad pasó a ser una celebración ruidosa y llena de adrenalina de la que todavía era parte, a pesar de que había dejado de beber hacía 19 años. Y cuando me puse sobrio tuve que lidiar con la depresión que el alcohol estaba ocultando. Así que odiaba la navidad.

¿Porque era una época donde todos, menos tu, estaban fuera de sí?

Todos estaban fuera de sí y no sólo odiaba la navidad, sino que también me odiaba a mi mismo, odiaba la música y odiaba absolutamente todo. Era muy, muy cínico porque ese era el espejo por el que miraba. Ya sabes, si te sientes para la mierda, todo será una mierda. Luego Ayda apareció y a ella le encanta la navidad. En la primer navidad que pasamos juntos, ella transformó nuestra casa en las luces de Blackpool. Y dejé que lo hiciera, pero cada mañana cuando me despertaba había tantas luces que sólo podía pensar en la boleta de la electricidad. Esos jodidos renos y muñecos de nieve que se mueven y las luces sobre otras luces… Pero ella quería crear recuerdos y su entusiasmo por la navidad es contagioso.

¿Pasaste alguna navidad con Take That?

Hicimos el Día de Navidad y fuimos a visitar a niños a hospitales. Había pasado toda la noche en un pub y me drogué un poco y seguí de largo. Así que vengo de un pub en Tunstall y ahora es la mañana de Navidad y estoy con Andy Peters. Pero estoy drogado en un hospital de niños. Y luego viene el dramático bajón, fue enorme, enorme y sucedió ese mismo día. Así que esa es la navidad que recuerdo haber pasado con Take That.

¿Siempre tuviste bajones grandes?
Absolutamente. Eran épicos. Incluso ahora me pasa con los chocolates. No son tan épicos, pero es extraño como el camino se va estrechando a medida que te haces mas viejo. Cuando comes un poco de chocolate y te despiertas a la mañana siguiente pensando “oh”. Es triste pensar que eso es lo que me produce bajones ahora. Por lo tanto, traté de dejarlo y lo logré.

¿Tuviste tu parte justa de N°1 en navidad?

Tuvimos un N°1 en Navidad con Nicole Kidman y un N°2 con “Babe”, de Take That, el cual fue derrotado por Mr Blobby… Lo cual fue genial. Pero mis álbumes han sido N°1 en navidad varias veces. El último en lograrlo fue Swings Both Ways, derrotando a One Direction por, literalmente, 50 copias, algo ridículo. Amo a los chicos, no tengo nada contra ellos, pero para una estrella pop vieja se siente como un gran triunfo que en el Día de Navidad tu álbum sea el N°1 de Navidad.

¿Cómo mides el éxito ahora?

Todavía estoy tratando de averiguarlo. La cosa es así: Te vuelves viejo, el pop es un juego para jóvenes, sean hombres, mujeres o del sexo que elijan… y no es discriminatorio que ya no reproduzcan tus álbumes. No es discriminatorio que un hombre de 45 año no pueda jugar en la Premier League. Simplemente es así. Físicamente, mentalmente y todo lo que termine en “-mente”. La música es sobre gente joven. Así que Radio 1 dejó de pasar mis canciones y eso fue una bocanada de aire para mi. Capital Radio también dejó de hacerlo y eso tuvo un gran impacto en cómo giran las ruedas.

¿Cuándo pasó eso?

Cuando lancé “Take The Crown” y el single “Candy”. De todas formas fue N°1, lo cual fue genial. No quiero desafiar al destino pero este álbum probablemente también debute en el N°1… ¿Pero los singles? Mi público no utiliza el stream. Y las personas jóvenes no quieren escuchar por streaming a estrellas pop de mediana edad como yo. Así que es increíblemente difícil entrar en el Top 40, lo que te hace evolucionar. Tienes que evolucionar y hacer algo más, que es lo que voy a hacer. Tengo un montón de planes diferentes y no todos están relacionados con la música. Todo lo que diré es que una vez presenté Going Live por dos semanas. Lo dejo ahí… [Nota: Going Live fue un programa de televisión emitido por la BBC One]

¿Pero por qué molestarse por eso? ¿Por qué evolucionar? Podrías dejarlo todo y renunciar.

Si, podría renunciar mañana. Pero, ya sabes, recién ahora estoy empezando a disfrutar todo esto. Cuando estaba muy deprimido y no podía imaginar subirme a un escenario, en un estadio lleno de gente, y mientras pensaba que era mi trabajo lo que me estaba haciendo sentir así, simplemente sabía que un día podría disfrutarlo. ¡Y ese día llegó! Sucedió hace como tres años atrás cuando simplemente pensé “Amo mi trabajo”. Lo único que necesitaba era un propósito. Me retiré, cosa que no le dije a nadie por tres años porque sabía que era una mentira, y en esos tres años no tuve objetivos y todo empezó a derrumbarse. Mi mente, mi cuerpo, mi ingle, mis rodillas, mi espalda, absolutamente todo. Y luego regresé y no fue como volver a andar en bicicleta, fue muy raro y tuve que volver a aprender el mecanismo, cómo hacer eso que yo hago. Y ahora soy un hombre de 45 años con tres hijos y un trabajo increíble. Y ese es mi objetivo y me gusta.

Esos tres años, tus años de locura, fueron muy difíciles, al estar sentado en un sillón sin poder ser capaz de salir de tu casa.

Si, la agorafobia. Podía salir de casa pero elegía no hacerlo. Quería apagarlo y no se puede estar un poco embarazada. La fama o infama no desaparece, o cuando has tenido un cierto tipo de eso. No se donde está el límite en eso pero bueno. Y hubo un montón de cosas diferentes. Me seguían las 24 horas del día. Yo era “una boletería”, como un periodista lo describió. Si, era eso, ¿no? Gracias, hijo de puta. Era competitivo, así que me senté y no me volví a parar. Y esperé a que todos ellos se fueran. Tres años después salí por primera vez de la casa y todos se habían ido. “¿Amigos?”

¿Cómo se sintió eso?

Realmente no lamento el paso de esa luz intensa. Sería lindo volver a tener ese tipo de éxito, pero sin tanta invasión.

¿Crees que las estrellas pop de hoy en día tienen un estilo de vida diferente al que tenías cuando estabas en la cima de tu carrera?
Hoy en día el pop gobierna el mundo.

Pero las estrellas pop de hace 10 o 20 años no te dieron el crédito que merecías o no te consideraban cool ni auténtico.

En esas épocas el desprecio que viví por parte de mis colegas a veces era devastador. Mi autoestima recibió un golpe. La Forma en la que me veía a mi mismo y lo que hacía no tenía ningún valor. Y eso era triste. Pero luego, un día miraba videos de TFI Fridays en Youtube y pensé “Son una mierda. Dios mío, son mediocres.” Y ellas eran todas las personas que me despreciaban. Escribí un blog hablando mal de todos ellos. Todavía lo puedes encontrar en Internet. Además, también estaba tomando algún tipo de remedio y uno de sus efectos secundarios era que me hacía enojar mucho. Así que escribí esto “Recuerdo que me mirabas como si fueras superior. Toma esto, idiota.”, y también escribí una lista de las personas que para mi eran una mierda. Pero ya sabes, desearía no haberlo hecho

¿Sentías presión por ser cool, incluso cuando saliste con Liam Gallagher en Glastonbury en 1995?

Era excluido por todos. Así se sentía estar con esas personas.

¿Te importaba que ellos no parecían quererte en su grupo cool, indie y rock ‘n’ rollero?

Escucha, soy de Stoke. Y si alguien te mira con desdén en un pub tienes dos opciones: pelear o escapar de esos lunáticos. No hay otra opción y no quería escaparme del 98% de esas personas, quería pelearme con ellos. Pero ya sabes, es un poco…

¿Te volviste más viejo y sabio?

Oh, no. Todavía siguen en “La Lista”. Soy un enemigo de por vida. ¡Enemigo de por vida! Soy así. Si, ¿eso que hiciste en Groucho en el 95? ¡Me las cobraré en algún momento! Estamos en 2019 pero eventualmente lo haré.

¿Liam Gallagher está en “La Lista”?

¿Si Liam está en La Lista? Si, lo está. Y es una lista muy larga. Cuando vas a cierto lugar para alcohólicos en recuperación te hacen escribir una lista de resentimientos. La mía fue una de “Guerra y Paz”

Perdon, no me estoy riendo para faltarte el respeto…

No, está bien. Es gracioso… Gracioso y triste. Pero así es la comedia, ¿no? Siempre hay un plus de tragedia. ¿Sabes lo que miraba el otro día en internet? A Gavin McInnes. Él decía “Oh, si te cruzas conmigo tendrás un enemigo para toda la vida.” Y yo pensé “¡Está en lo cierto! Así soy yo.” Si, tienes un enemigo de por vida. Y alguien recibirá un golpe sin esperárselo y sin tener idea del porque. Así son las cosas.

¿Así que todavía puede suceder esa largamente anunciada pelea con Liam Gallagher que empezó en los Brits del 2000?

Oh, si, por favor. Me encantaría. Pero me gustaría que fuera una pelea profesional.

¿Todavía sería “Liam, 100.000 de tu dinero y 100.000 del mío…”, tal como lo pediste en los Brits?

No, no, porque he visto cuánto cobraron KSI y Logan Paul cuando pelearon y creo que podríamos superarlo. Pero si, creo que la última vez Liam dijo que quería ir a unas vías abandonadas o algo por el estilo. No quiero hacer eso. Si sucede debe hacerse a lo grande. Hoy en día se ve regresar a personas como Nigel Benn y ellos son boxeadores profesionales, lo se, y George Foreman y a toda esa gente que son boxeadores profesionales viejos. Liam y yo seríamos algo increíble.

¿Quien ganaría?

Estoy en buena forma, estoy boxeando y entrenando. Así que solo voy a decir que sería muy feliz si pudiera meterme en un ring con él. Mucho mas que feliz. Obviamente yo ganaría. No por puntos, así no. Él caería en el tercer round. Y deberíamos obtener la licencia apropiada porque no querríamos usar protección en la cabeza. Knock out. Tercer round. Bien entrada la noche.

Siempre fuiste muy honesto y abierto sobre cómo estás y el estado de tu mente. La idea de hablar sobre la salud mental de uno, para un hombre, es algo moderno a pesar de que muchas veces has dado el ejemplo mostrando tu vulnerabilidad, tus altos y bajos siendo algo muy poderoso.

[Se ríe] Soy un ejemplo para muchas personas rotas. No. Creo que entender a todos es perdonar a todos. Y siempre pensé que si trato de explicar porque soy como soy tal vez alguien lo entenderá. Además, mi mamá es alguien que siempre me educó para siempre decir lo que siento en un momento dado. Ella piensa que eso es bueno, está muy por delante de todos. Así que nunca hubo un período de mi vida en el que no haya hablado sobre eso.

Parece ser una forma sana de vivir.

No conozco otra forma de vivir. ¡No me preguntes cómo estoy porque te lo diré! Como ya saben, todo siempre termina bien y el final de esta historia, por el momento, es bueno pero Dios, ¡Que batalla tan feroz! Luchar contra tu propia mente. Estaba en prisión.

¿Alguna vez sentiste que puedes llegar a convertirte en una figura como Elton John, transmitiendo tus conocimientos sobre las lecciones que aprendiste sobre la intensidad de la fama y sus altos y bajos a los Lewis Capaldis del mundo o a los Harry Styles?

Estos últimos 18 meses estoy en una mejor posición que nunca para hacer eso. Cuando Zayn [Malik] estaba pasando por eso, su equipo me contactó para que lo llamara y lo ayudara. Y yo pensé “¿Ayudarlo? Pero si yo también estoy jodido.” No quería llamar por teléfono a un chico para decirle que no hay esperanzas. ¡No quieres que yo haga eso! “¡Hola!, se que solo tienes 24 años pero puede ponerse peor. Y va a ponerse mucho peor.” Ahora si haría esa llamada. Pero en ese momento, nadie hubiera querido que lo hiciera.

Hablando de momentos duros, me enteré que hace poco uno de tus perros falleció. Lo lamento.

Teníamos 10 perros. Diez perros son muchos perros. Pero bueno, teníamos diez y también teníamos cortinas blancas, y todas las cortinas de la casa estaban amarillas en la parte de abajo. En un momento tuvimos un lobo. Si, uno de verdad. Era más un lobo que un husky Malamute, pero era una mezcla. Se llamaba Sid. Pero la cosa es que a pesar de que amaba a Sid, era enorme – que increíble que era – y esto nunca se lo dije a nadie, pero le tenía miedo. De todos modos, recientemente tuvimos varios fallecimientos y luego falleció el Jack Russell, cuyo trabajo como Jack Russell es salir y tener aventuras, cosa que hacía todo el tiempo. Un día se escapó, como suelen hacerlo, y la mordió una serpiente venenosa, por eso murió. Y obviamente ignoraré esto dentro de un tiempo, pero todo esto te hace preguntar si vale la pena tener perros por el dolor que sufres cuando mueren. Si, me acuerdo siempre de Rudy, mi pastor alemán, tirándose debajo de un árbol para morir.

¿Cómo está tu espiritualidad?

Wow. Con mi lista de resentimientos no puede ser muy buena. Seamos serios. No puede ser tan buena si hay un Dios en forma de agujero o cualquier otro en el cual pueda tirarme, pero elijo guardarlos para mi. Así que mi espiritualidad no es tan grande.

¿Has explorado ese lado de ti mismo?

Si, un montón. Solía rezar todas las mañanas y noches. Hice esa cosa budista… el canto. Conocí a Yogui.

¿Algo que gobierne tu mundo?

Si, el materialismo. [Se ríe] ¡Un nuevo abrigo de Gucci! En serio. Solía odiar la palabra “fashion” y solía pensar que representaba a todos esos tontos engreídos y elitistas. Ahora soy uno de ellos. Encontré a mi gente y me siento en casa. Estoy rezando en el templo del materialismo y si que le estoy dando una buena oportunidad. ¿Sabes cuánto tiempo pasé escondiendo las ganancias? ¿Usando zapatos desgastados? No lo hacía a propósito, simplemente pensaba que todo era una exhibición vulgar de la riqueza.

¿Cómo es eso?

Bueno, recuerdo que una vez me compré un Ferrari por un mes. Y me sentí mal por hacerlo así que compré una patente que decía “sorry” [lo siento]. Vendí la Ferrari antes de llegar a la casa porque, ¿quién pienso que soy? Cuando era chico, las personas con las que crecí solían tirarle piedras a los autos elegantes. ¿Ellos y sus Rolls-Royces? Qué puñado de idiotas. Luego… Quise uno. Y así cambié de opinión. Tenía más o menos 29 cuando me metí en uno y pensé “Oh, es como si estuviera en un living”. Entonces quise uno y lo codicie por más de una década. Estuve casi 15 años meditando sobre eso, pensándolo muy bien. Por 12 putos años. Y en mi cumpleaños 40 pensé “¡Que se jodan!” Empezaré a disfrutar toda esta riqueza y veré de cómo se siente.

¿Y como se sintió?

Bueno, Ayda gastó 15 mil dólares en mi cumpleaños y pensé “¡Ahora ya no puedo comprarme el puto Rolls-Royce! Has gastado todo en mi cumpleaños.” En la fiesta, los regalos y todo eso. Así que pasé mi cumpleaños discutiendo con mi esposa sobre que era imposible comprar un Rolls-Royce. De todas formas, ese mismo año fue a una concesionaria donde vendían Rolls-Royce en Beverly Hills, los miré, volví a reflexionar y me fui sin comprarlo. Pasó otro año y vuelvo a ir pero esta vez me compro un Rolls-Royce Ghost blanco. Así que vuelvo a casa con mi nuevo Rolls-Royce, entro a internet y en el Daily Mail veo que Kylie Jenner, quien tenía 19 años en ese momento, había comprado el mismo maldito auto que acababa de comprar… ¡Y no tuvo ninguna crisis existencial por hacerlo! ¡Ninguna! Era el puto auto que ella quería ese puto día. ¡Nada de culpa!

¿Todavía tienes el Rolls?
Compré un Phantom. En ese momento pensé en el Rolls-Royce como un símbolo del estatus de un artista que se había ido. Había pasado. Pero ahora estoy de lleno en eso, a lo Terry Wogan. Y son autos muy lindos, aunque vi el Mercedes Vianos. Es una camioneta. Y puedes personalizarlos, ¿no? Porque estoy conduciendo por el campo con un Rolls o lo que sea y siento como si fuera un blanco. Estaba a punto de buscar un taxi. Y luego mi esposa me dijo “¿Por qué no compras uno de esos Vianos?”. Así que hoy vine en un Vianos, que por afuera pareciera que sólo lleva herramientas mientras que por dentro parece que lleva a Gadafi.

¿Cuándo te diste cuenta que ganaste una cantidad de dinero que cambia la vida?

¿Qué era rico más allá de mis sueños salvajes? Fue un momento extraño. Estaba en la calle Tunstall High, porque en Take That sólo ganábamos £170 en los primeros dos años. No por semana, sino durante los primeros dos años. Luego tuvimos un récord de medio millón de avance así que nuestros salarios subieron a £150 por semana. Luego hicimos el tour y bla bla bla… Y salgo con mis amigos los viernes por la noche. Vamos a Barclays en Tunstall High Street. Voy al cajero, pongo mi clave de seguridad en la pantalla y empiezo “chicos, chicos… Miren esto”. Y decía que había £500.000 en mi cuenta bancaria. Fue un momento raro, porque ahora estas alejado del grupo. Y en ese momento pude sentir las placas tectónicas desplazándose y yo me fui a un continente diferente. Fue raro. Fue un momento triunfante y, al mismo tiempo, incómodo.

¿Todavía te consideras un sex symbol?

Nunca lo hice. Siempre pensé que ser votado como el hombre más atractivo del planeta es algo muy tonto. ¿Cuán ridículo y estúpido es eso? Y luego no entras al Top 40 y piensas “¿Qué? ¿Dónde estoy?” De repente, no es tan tonto. Después se vuelve importante. ¿Qué me pasó? ¡Todavía estoy acá! Así que no me gusta mirarme en el espejo. No me gusta mirar mis videos, no reconozco a la persona que estoy viendo ahí… El paso del tiempo.

¿La adicción al sexo fue un problema real?

Simplemente lo dije como un ejemplo de adicción y también como una estrella pop. ¿Tener un montón de sexo es un problema o simplemente es algo que debes hacer como una estrella pop? Lo que si se es esto: Desde que estoy en una relación con mi esposa soy monógamo. No pongo mi cabeza en la boca del león. No coqueteo y no voy a ningún lugar que pueda causar problemas entre mi esposa y yo. Y así todo ha sido bastante fácil. Entonces ¿la adicción al sexo es un problema? No se entrometió en mis relaciones.

¿Vino de la mano con el alcohol y las drogas?

Viene de la mano con… Como estrella pop, es lo que eres. Te conviertes en esta cosa y consigues un montón de cosas, entre las cuales está el tener mucho sexo. Siempre es así. Pero en Stoke-On-Trent, y en muchos otros lugares del país, con el alcohol y las drogas, cuando las puertas de las escuelas se cierran, los pubs abren sus puertas. No es normal, pero es lo que pasa. Habiendo dicho eso, en estos la adicción al sexo no es un problema para mi.

¿Te preocupaba haberte acostado con la cantidad suficiente de personas?

Quieres decir, ¿Si me comporté como una estrella de rock? ¿Si fui platino? Definitivamente soy platino, pero no soy diamante. Nunca traté de sumar números, no. No podría. Hace poco estaba en una entrevista con una mujer y a la mitad recordé que me había acostado con ella, a pesar de haber actuado como si recién nos conocíamos, porque no la recordaba. Sucedió en cámara y mi esposa estaba conmigo. Y pasó otra vez estando en Jag Gym, en Los Ángeles, con los chicos y había un pelotero, una chica pasó y tuve que esconderme en el pelotero. Dije “¡Ayda, ¡Ayda! Creo que me acosté con ella pero no puedo recordar quien es”.

“The Christmas Present” sale a la venta el 22 de Noviembre. El álbum ya se puede pre-ordenar.