Nuevo adelanto de Reveal

Acá les dejo la traducción de una pequeña parte de Reveal publicada por Amazon como adelanto. Es el capítulo 1.

Son las 7:30 am. Algunas mañanas son tranquilas, otras no tanto. Hoy parece ser un «flashback Monday» sobre rap entre padre e hija. Durante el desayuno en la casa de la familia Williams, Teddy – Theodora Rose Williams, que cumplirá cuatro la semana siguiente – come waffles con frambuesas y frente a ella se está reproduciendo el video «I’m Bad» de LL Cool J. Después le sigue el video de «Don’t Believe The Hype» de Public Enemy y luego «Jump» de Kris Kross.
«A papá le encantaba este» le dice su Videojockey personal, que tiene 42 años. «¿Te gusta, Ted? Ellos solían usar la ropa al revés.»
«¿Por qué?» Pregunta Teddy.
«Buena pregunta.»

Luego de pasar «Gettin’ Jiggy Wit It» de Will Smith, Robbie pone su última elección. «Este está bueno», le promete y «Hey Ya!» de OutKast empieza.
«A papá le hubiera gustado escribir esta canción», dice.

——-

Hoy también es el primer día de trabajo de su papá para promocionar su próximo álbum, The Heavy Entertainment Show. Él será uno de los jurados invitados en The X-Factor UK, por lo cual tendrá que pasar la mayor parte del día filmando en la casa de Sharon Osbourne. Luego de desayunar, preparándose para esto, él vuelve a la cama.
Durante esa siesta, él tiene un sueño. Su esposa, Ayda, compró una casa en Las Vegas y recuerda como remarcó, incluso dentro del sueño, lo sorprendido que estaba al descubrir que la casa tenía su propio escenario. Esa estuvo lejos de ser la única cosa rara en el sueño. «En la fiesta de bienvenida a la casa había una mesa llena de futbolistas», recuerda. «También había un montón de otras mesas pero no conocía a ninguna otra salvo a la de los futbolistas.» Todo era muy incómodo. «Intenté entrar pero no me gustan las sorpresas. Aunque Wayne Rooney fue muy amable.» Y a pesar de que la parte de adelante de la casa no parecía tan diferente a su mansión en Los Angeles, algo mucho mas extraño pasaba cuando caminabas hacia la otra parte de la casa.
«La parte de atrás se unía con el mercado de Tunstall». Tunstall es el área de Stoke-On-Trent donde él creció.

Robbie cuenta todo esto de manera casual mientras recorríamos las Colinas de Hollywood para llegar a la casa de Sharon Osbourne. Si a él no le parece extraño soñar que está en una mansión con su propio escenario y con un portal que lo conecta con su niñez es porque está acostumbrado a que cosas incluso mas extrañas le sucedan todo el tiempo, ya sea estando dormido o despierto.

Michael Loney, uno de sus managers y el que suele acompañarlo a todos lados cuando está trabajando, menciona que también tuvo un sueño inquietante esa noche. Y también involucraba aRobbie. Michael soñó que Robbie y su banda tenían que tomar un helicóptero para ir a una fiesta privada que se haría ese día en Francia pero se había olvidado de decírselo a Robbie. Cuando se despertó, tuvo que mirar su calendario para asegurarse que no fuera verdad.

Después de eso siguieron halando sobre sueños inquietantes que han tenido.

«Si,» dice Rob. «Cada tanto sueño que Ayda termina conmigo. Siempre es tan fría y sin ningún tipo de sentimientos…»
«Ya no tienes sueños con recaídas, ¿no?» pregunta Michael.
«Bueno, no los considero de esa forma», responde Robbie. «Simplemente son sueños donde consumo drogas.»

Ha estado resfriado por un par de días y se ha estado quejando de que se sentía mal. Michael le pregunta si se siente mejor o peor que ayer.

«¿Mejor? Pero viste esos momentos en los que no quieres que la gente espere mucho de ti así que dices ‘peor’?»

****

La casa de Sharon Osbourne es la que tiene un cartel que dice «Cuidado con el perro». Ella viene a saludarlo mientras que a Robbie lo maquillan en una de las habitaciones de arriba.
«Estoy resfriado y no quiero contagiarte», le dice. «Así que choquemos los codos.»
Una vez que lo hacen, empiezan a hablar sobre casas y decoraciones (Sharon y Ozzy, aunque él está de gira, acaban de mudarse a esta casa).

«No soy quien toma esas decisiones», dice Rob. «Tengo una esposa y le entregué mis testículos hace 10 años. Los tiene guardados en un frasco al lado de la cama.»

Le cuenta a Sharon, que tiene su propio show de TV en USA, sobre las recientes participaciones de Ayda en Loose Women.

«¿Le gusta hacerlo?» Pregunta Sharon.
«Si, le gusta. Y a mi me gusta que lo haga. Quiero decir, si, a veces habla de mas pero no es nada que no pueda controlar. De todas formas, no es nada de lo que no hablemos en público.»

Hablan sobre amigos y enemigos y Robbie le cuenta que recientemente se encontró con Piers Morgan, alguien con quien ha tenido una relación conflictiva. «Solía pensar que tenías que gritar e insultar… Pero ahora soy padre. Y además, no van a escucharte, no va a cambiar nada, simplemente te causas problemas a ti mismo. Así que tal vez debería ser bueno.»
«No cuesta nada ser bueno», responde uno de los ejecutivos de The X-Factor que también se encuentra en la habitación.
«Salvo tu dignidad», dice Rob. «Pero de todas formas la perdí en 1991. Así que no pasa nada.»

Poco después de que Sharon y la gente de The X-Factor se fue de la habitación, Rob dice de repente «Si, fue con el video de ‘Do What U Like’.» «Do What You Like» fue el primer single de Take That; al final del video los cinco están acostados en el piso, desnudos, mientras una mujer les refriega gelatina en el trasero con un trapeador.

Hay una pausa.

«Cuando perdí mi dignidad», agrega, en caso de que alguien no haya entendido.

***

La cadena de eventos que llevó a que se arreglara con Piers Morgan empezó en algún lugar llamado Dan The Man Gym, un gimnasio para niños en donde Rob y Ayda llevaron a su hijo Charlie (Charlton Valentine Williams, que cumplirá dos años el próximo mes). Allí se encontraron con la pareja de Simon Cowell, Lauren Silverman, y ella los invitó a su fiesta de cumpleaños, que se realizaría la noche siguiente en el Chateau Marmont. Ese era uno de los lugares al que Rob solía ir cuando estaba soltero y no un lugar al que le gustaría volver, pero pensó que al menos tenía que ir un rato. No se había puesto a pensar en que otras personas estarían allí.

«Y ahí está Piers Morgan entre la gente», dice. Tenía que tomar una decisión rápida. Piers Morgan había dicho muchas cosas malas y de forma condescendiente sobre Robbie a lo largo de los años, y Robbie no siempre ha fallado en encontrar una respuesta llena de odio. De vez en cuando puede haber recibido primero su represalia. Y ahí se encontraban. «Por supuesto, estaba en una posición difícil porque era una fiesta a la que me habían invitado y no podía ser maleducado o violento,» Explica Rob. Así que decidió hacer completamente lo opuesto. «Me acerqué a él y lo abracé. Y él estaba como ‘Robbie, ¿Estamos peleados en este momento o no? No se como estamos con eso’. Y le dije ‘Mira, cuando me pasaban todas esas cosas malas en la prensa, te convertiste en una especie de blanco para mí. Tu representabas toda esa parte mala.’ Y él respondió ‘Lo entiendo’. Y le dije ‘Soy un poco mas viejo’. ‘… Y sabio’, agregó Piers. ‘Si, mas sabio.’ Hicimos las paces.»

Cuando sirvieron la cena, se sentaron uno al lado del otro en la mesa donde también estaban Ayda, Simon Cowell, Lauren y Nicole Scherzinger. Ellos hablaron y Rob elogió a Morgan por sus comentarios sobre cosas que había ducho sobre él terrorismo y que a Robbie le habían parecido valientes. Nada malo pasó.
«No tener que odiar a alguien fue como quitarme un peso de encima. Una persona menos. Es sorprendentemente gratificante ser bueno con él.»

Después de la fiesta, y tal como Robbie lo supuso, Morgan escribió una columna en el Mail on Sunday sobre su encuentro con Robbie. Así es como fue para él:

«Robbie y yo teníamos un pasado bastante público. Yo era quien escribía las biografías oficiales de Take That pero empezamos a pelear cuando la fama y el dinero se le subieron a la cabeza.
Las cosas se pusieron un poco tensas pero por suerte nuestras esposas empezaron a hablarse y resulta que van al mismo profesor de Pilates en Londres… Esa siempre es una forma efectiva de romper el hielo.
Robbie estrechó su mano conmigo.
«¿Cómo estás, amigo?»
«Estoy bien. Ha pasado bastante tiempo…»
«¡Tienes razón! Ahora estoy un poco mas calmado»
«Yo también»
Ambos reímos y luego hablamos un largo rato sobre la vida, el universo y mis columnas. «Admiro la forma en la que te mantienes firme sobre cosas como ISIS o las armas», me dijo. «¿Pero no te preocupa que alguna persona te haga algo algún día?»
«Hay personas que han querido matarme por 30 años», le respondí.
«Tienes razón», asintió. «Bueno, si alguien tiene éxito voy a cantar Angels en tu funeral.»
«Gracias, amigo. Es muy amable de tu parte.»
«Es lo mínimo que puedo hacer.»

De acuerdo con Rob, la mayor parte de lo que escribió es verdad, aunque dice que fue Piers Morgan el que le pidió que cante Angels en su funeral y no fue él quien se lo propuso de la nada. También remarca como Piers no mencionó la parte de que lo había puesto como blanco, aunque sin dudas Morgan tomó eso como una disculpa por como representó todos los pecados de los demás. No importa que a veces te pongan como blanco porque eres la estrella del show.

***

Mientras terminan de maquillarlo, Robbie comparte noticias sorprendentes. Mas o menos diez días atrás, usó Botox por primera vez.

«Botox y fillers. Fue una experiencia traumática. Dolió un montón.» Dijo que llevó alrededor de ocho días para que se asentaran; antes de eso, tenía algunos lugares de su cara en donde el Botox no había quedado bien. «Ayda pensaba que estaba enojada con ella todo el tiempo, pero no lo estaba.»
Le pregunté por qué lo hizo.
«Porque si estás en una peluquería por bastante tiempo, vas a terminar cortándote el cabello.» dice. «Y yo vivo en Los Angeles. Tengo cuarenta y dos años. ¿Por qué no? Me gusta. Tengo una frente sin arrugas.»

***

En alguna de las tomas, él primero estará disfrazado y luego se revelará quien es el jurado misterioso. Así que Robbie está vestido con un overall, cortando los arbustos del jardín de Sharon mientras finge ser su jardinero. El equipo de filmación tiene otra idea que les gusta: Que deberían mojarlo con una manguera. Le preguntan a Robbie si eso le parece muy extraño.

«Un poco,» responde. «pero luego me voy a mojar el pecho. Y estoy intentando lo mejor que puedo ser una estrella pop.»

Sharon y él se sientan y miran a los concursantes cantar frente a ellos, dos veces cada uno, en el jardín. Para la segunda vez, ya es de noche. Durante un descanso, hablan un poco sobre los distintos cantantes y Michael menciona que hubo uno de ellos que no logró cantar bien todas las notas.»

«¡Pero si lo hizo con la mayoría!» Rob se queja. «Es por eso que yo sigo trabajando. Si logro hacer el 75% de las notas bien, entonces tuve una buena presentación.»

Un rato después, mientras todavía están filmando en el jardín, Ayda llega junto a Teddy y Charlie para saludar y toda la grabación se detiene por un momento. Es en ese momento cuando Teddy, rodeada de mas o menos cincuenta personas grabando un show de TV en Los Angeles, de alguna forma logra robarse toda la atención al empezar a cantar «Let It Go» con tanta pasión que casi todos los presentes se unen a ella.

«Bien hecho, hija», dice Rob.

***

Rob pasa la mayor parte del día siguiente grabando entrevistas en su propia casa, primero en el estudio y luego en el jardín, con la ciudad de fondo, hablando de cada una de las canciones del álbum. Con el trabajo terminado, se sienta con los niños mientras ellos cenan. Miran un poco de Mary Poppins en YouTube y luego vuelven los videos de rap, cuando Rob pone el video «Intergalactic» de los Beastie Boys.
«Si», responde y luego cambia de opinión. «No me gusta cuando él canta.»
«¿Debería poner una canción donde yo soy el que canta?» sugiere Rob.
«Si», responde Teddy.
«¿Cuál?»
«¿Tu cantas ‘Let It Go’?» Pregunta esperanzada.
«No, no hice esa.» responde y pone el video de «Candy».
Charlie mira el video encantado pero Teddy tiene una pregunta sobre lo que pasa en la pantalla.
«¿Te enamoraste de ella?» Pregunta mientras señala a una de las co-estrellas de Rob.
«¡No!», dice Rob. «La única mujer, además de ti, de la que estoy enamorado es tu mamá.»

Se le ocurre otra idea.

«¿Quieres ver a un montón de personas mirando a papá?» pregunta.
«Si»
Él pone el principio del show en Knebworth.
«Y todas esas personas,» explica. «están ahí para ver a papi. Un montón de personas…»
Ella se acerca a la pantalla mientras él canta «Let Me Entertain You».
«¿Ese eres tu?» pregunta.
«Si»
Luego de un par de minutos, él lo pausa.
«¿Que piensas, Ted?»
Ella parece considerar su respuesta con mucho cuidado. Hay algo que quiere decirle a su padre y siente que es el momento de decirlo.
«Ahora,» dice, «¿Puedo mostrarte a los ‘Rainbow Sweeties’?»

***

Rob contaría esta historia un montón de veces durante los próximos meses, ya sea entre canciones durante sus shows o en entrevistas en radio, televisión o revistas. Por supuesto, hay un montón de capas en ella: espirales entrelazados de presunción y modestia, el auto-dresprecio y el egoísmo involucrado en contar una historia teóricamente en contra de ti mismo que está diseñada para entretener y, supongo yo, para lograr agradarle mas al público.

A lo largo del tiempo, también va cambiando la historia. Raramente dice «Rainbow Sweeties». Es un poco confuso. Puedes decir que Teddy se confundió un poco y no pensó en que quedaría mejor para que la anécdota fuera contada en un programa de televisión. Algunas veces él dijo «¿Puedo comer un poco de torta?», aunque muchas otras veces prefiere «¿Puedo mirar Peppa Pig?» (Ambas son cosas que Teddy dijo muchas veces, pero no en esa oportunidad.)

Cualquiera que note esas contradicciones en la historia imaginaría que la historia es inventada. Pero no lo fue. Sucedió en realidad. Pero al igual que con muchas otras cosas en el mundo, en el mundo del entretenimiento lo que en realidad sucedió es solo un buen borrador de la realidad.

Traducción: Robbie Williams Daily