Categories Entrevistas Noticias

Robbie Williams: “Entré a rehabilitación y decidí retirarme”

Acá les dejo la traducción de un artículo publicado por el Daily Mail en donde hablan de las declaraciones de Robbie en Australia.

Él es conodico por su increíble talento para el mundo del espectáculo y su personalidad carismática, pero la vida detrás de escenas no siempre ha sido brillante para Robbie Williams.

El Martes, el cantante Británico de 41 años se abrió sobre su pasado tumultuoso durante una conferencia de prensa antes de sus shows en Australia y Nueva Zelanda.

Hablando con franqueza sobre su lucha contra las drogas y las enfermedades mentales, Robbie confesó: “En 2006 hice una gira mundial y terminé en rehabilitación, y decidí que iba a retirarme. No le dije a nadie sobre eso porque sabía que era mentira y estaba adivinando por mi mismo que realmente no lo había hecho, así que pasé 3 años retirado y me llevó mucho tiempo volver a Nueva Zelanda.”

Robbie, vistiendo un traje azul eléctrico combinado con mocacines azules, describió lo dificil que fue para él volver a ganar confianza en si mismo para regresar al “modo estrella pop” por completo luego de haber pasado tanto tiempo lejos de los escenarios.

“No fue como volver a andar en bicicleta. En cierta forma tuve que golpear mis pasos durante algunas giras.

Una gira en especial ocurrió en el 2010 cuando Robbie se reunió con Take That para una serie de shows y un álbum.

“Tuve que volver a Take That, estaba escondiéndome del público y me escondí como un miembro de Take That, lo cual me hizo recuperar la confianza en mi mismo para volver a los escenarios. Después de eso fue despacio, poco a poco y ahora estoy en mis pasos otra vez y por en “modo estrella pop” por completo.”

El cantante de Better Man llegó a la fama a la temprana edad de 16 luego de haberse unido a Take That y pronto entró en la salvaje vida del libertinaje y las drogas, lo cual eventualmente lo llevó a dejar la banda en terminos no muy agradables.

Para Robbie, su regreso triunfal al mundo del espectáculo es un feliz subproducto de él tratando de superar sus problemas.

“Se siente bien ser menos neurótico, preocupado y loco. Todavía estoy loco pero mi locura ya no me detiene de subir a los escenarios, hacer mi trabajo y salir a seguir mi pasión.”