Categories Entrevistas Noticias

Robbie Williams revela sus inseguridades antes de sus shows en el Perth Arena

Robbie Williams es uno de los artistas mas carismáticos del mundo. Su presencia en el escenario es legendaria e, incluso por teléfono, el cantante pop es atractivo de forma instantánea.

“No soy el mejor cantante, no puedo bailar tan bien, no soy el mejor compositor pero aún así la gente aparece. He tenido mucha suerte en esta vida” Declara Robbie desde su cocina en Wiltshire.

Tal vez eso sea real pero Williams apareció en el escenario desde una edad muy temprana, protagonizando a Artful Dodger en una producción escolar de Oliver! antes de unirse a Take That como el miembro mas joven a la edad de 16.

Lamentablemente, como muchos artistas que muestran mucha confianza en si mismos, tiene episodios de mucha inseguridad. Williams encuentra difícil confiar en su juicio y admite que deja gran parte de la toma de decisiones a sus “guardianes”, desde su esposa hasta su banda y managers.

“Cuanto mas escribo me pongo mas crítico. Ya no conozco mis propias opiniones, simplemente tengo que confiar en que supe algo en algún momento y tal vez si confío en mi intuición puede que lo haga bien. Hay un gran comité de personas porque no confío en mi propia opinión.” Declara Robbie para el The West Australian.

¿Que causó este problema? Williams, 41, siempre ha sido reportado que sufre desde depresión hasta problemas con las drogas. Él pone sus dudas profesionales abajo de manera correcta y se mete de lleno en su primer fracaso musical – el álbum Rudebox del 2006.

“Era éxito tras éxito y luego lancé Rudebox y arruiné las cosas. Es como jugar al pool y conseguir el set perfecto cada vez que golpeas las pelotas. Y de repente te pierdes una y estás como ‘Oh, me perdí esa. Nunca antes había perdido una’. Y antes de que te puedas dar cuenta estás re-pensando todo.

Esa es la tierra en la que me encuentro porque todavía soy ambicioso y todavía quiero un éxito masivo. A medida que envejeces los engranajes que hacen esos posible son cada vez menos.

Habiendo dicho eso, mi cabeza no está jodida por eso, es un buen problema. Tengo muchas canciones y con el comité elegimos las 10 para un nuevo álbum.”

Williams no tiene ilusiones sobre su habilidad para polarizar a las personas. Incluso provocó la ira de sus propios fans con el Swings Both Ways Live del año pasado, que deja de lado a sus éxitos pop por los clásicos del swing como Mr Bojangles, Puttin’ on the Ritz y That’s Amore.

“Al momento en que alzas tu cabeza sobre el púlpito básicamente piensas en que quieres gustarles. Por suerte, esas personas a las que le gusto vienen a las arenas y cantan mis canciones conmigo.”

El ego ha aterrizado bien y Williams se apresura a hablar sobre sus próximos shows en el Perth Arena.

“Soy yo, una pantalla, mi banda, algunos cantantes y siete camiones de carisma, eso es todo” bromea. “Con suerte, la próxima vez volveré a hacer estadios con una gran producción.”

Esos camiones de carisma son una apuesta justa que podrían traer algunas luces a bordo.

“Tengo algunos trucos. No estoy regalando nada. Hay algunos asuntos sin terminar por el último show que hice en el 2006. Luego fui a rehabilitación y luego me retiré. Luego no me retiré pero si me senté en un sofá y me volví gordo mientras buscaba OVNIS y miraba reality shows en la televisión. Fueron buenos tiempos.

Luego lancé otro álbum pero no hice una gira para promocionarlo, así que pasaron algunos años y no fue hasta el Swings Both Ways Live que regresé aquí.”

Williams sabe lo que su público quiere y, luego de su show de swing, está esperando volver para cantarles sus grandes éxitos.

“Necesito ir allí y cantarle los éxitos a las personas” declara Robbie.

Robbie Williams se presentará en el Perth Arena el 9 y 10 de Octubre.

 

Fuente