Robbie Williams se queja del alto precio de la vivienda en Londres

El cantante tiene un patrimonio de 124 millones de euros, pero no encuentra una casa en la capital británica que se ajuste a su presupuesto.

Robbie Williams se queja del alto precio de la vivienda en Londres
 

Robbie Williams ha decidido que su hija -de solo dos meses- crezca en su Gran Bretaña natal, por lo que ya busca residencia en Londres. Además, Robbie ha puesto en venta por 2.8 millones de euros (3.6 millones de dólares) su hasta ahora hogar en Los Ángeles, ciudad de su esposa, Ayda Field, porque quiere que su primogénita tenga un acento «europeo».
«A Ayda le encanta [Gran Bretaña]. Yo no puedo soportar el clima pero adoro la gente, nuestro sentido del humor y nuestra cultura. Vamos a comprar una casa en Londres, por lo que Teddy tendrá definitivamente un acento británico. Probablemente, buscaremos por las zonas de Holland Park o Chelsea», declaró el artista al periódico The Evening Standard.
Será difícil igualar la casa de la que se despide ahora Robbie Williams, ya que cuenta con 4.569 metros cuadrados, tiene cinco dormitorios, una casa independiente para invitados, una piscina con vistas al cañón y su propio campo de fútbol.
A la dificultad de conseguir una vivienda similar se le suman los precios «astronómicos» de la propiedad en Londres, a pesar de que el patrimonio de Robbie se eleva a 124 millones de euros (160 millones de dólares) y posee también una mansión en el sur de Inglaterra valorada en 10 millones de euros (13 millones de dólares). Sin embargo, el artista no logra entender cómo mucha gente puede permitirse vivir en la capital británica.
«Los precios son astronómicos. No entiendo cómo alguien sencillamente puede permitirse vivir en Londres. Todo se ha vuelto oligárquico, es surrealista. Todo lo que he visto tiene cargos adicionales que son excesivos. Solo oigo: ‘Esto serían dos millones más, eso vale medio millón’. Y yo solo quiero aparcar fuera de casa, pero no puedes en ningún lugar, da verdadero miedo. Incluso las plazas de parking suben a 300.000 euros (400.000 dólares) y los garajes ya valen el doble», se quejó el cantante.