Robbie y Gary grabaron un álbum juntos

Una de las revelaciones mas interesantes de Reveal es que Robbie y Gary Barlow tenían planeado lanzar un álbum juntos una vez que terminara el Progress Live. El álbum, según cuenta Robbie, estaba prácticamente terminado cuando él cambió de opinión después de conocer a Tim Metcalfe y Flynn Francis, con quienes trabajó en Take The Crown.

Acá les dejo la traducción de esa parte:

«El álbum tiene una génesis complicada. Originalmente estaba centrado en canciones escritas junto a Gary Barlow. Esta idea se le ocurrió en el 2010, antes de que se anunciara oficialmente su regreso a Take That: Robbie tenía planeado que «Progress» sería seguido por un álbum con Gary Barlow. Planearon hacer conciertos juntos y hasta habían grabado algunas canciones para eso. (Un día incluso dijo que tenía en mente el título «Caín & Abel» para el álbum, porque una vez Gary le había contado esta historia: «Tal vez Robbie y yo somos el Caín y Abel de Take That». Pero luego descartó la idea: «Leí la historia sobre Cain y Abel, y me dije a mi mismo ‘¿Quien será quien? ¡No seré Abel!’.»

Este proyecto entre ambos «Rob & Gary» creció hasta transformarse en un álbum de Robbie Williams: «Gary vino y se quedó en casa. Su madre también vino y tocamos algunas canciones. Escribimos un montón de canciones juntos y disfrutamos mucho la compañía del otro. Pasamos días riéndonos sobre las cosas que podíamos y no podíamos decir, sobre ideas malas, ideas buenas, algunas malas que podrían terminar convirtiéndose en buenas y luego descartamos todo y volvimos a empezar.

Este álbum pop moderno fue grabado. Pero luego, los planes de Rob cambiaron cuando conoció a su cuñado, Dylan Trussell. Dylan y su amigo Dave Dinetz son directores, pero en ese momento estaban en un grupo de rap llamado The Connects. Rob, a quien generalmente le gustaba la música que hacían, notó que de repente su música se volvió, tal como él lo dice, un 40% mejor. Ellos le contaron que estaban trabajando con dos australianos: Tim Metcalfe y Flynn Francis, a quienes conocieron en un bar de Los Angeles. Rob quiso conocerlos y ellos vinieron a su casa.

«De repente, tenía a estos chicos en el estudio y congeniamos bien. escribimos canción tras canción. Creo que escribimos 14 canciones en 10 días. La única vez que algo así pasó fue cuando trabajaba en Life Thru A Lens con Guy, que nos llevó 10 días escribir todo el álbum.

Rob se sentía inspirado nuevamente pero de una forma diferente. Ellos respiraban juventud, ingenuidad, esperanza y talento. Y el pop corría entre sus dedos. El álbum con Gary fue dejado a un lado: «Hicimos un gran álbum juntos pero sonaba como el álbum de dos viejos. Creo que era consciente de mi edad y me preocupaba por eso y no quería estrellarme. Tim y Flynn eran jóvenes y vibrantes. Y me dije a mi mismo: «Espera un momento, creo que falta algo.»

Algunas de las canciones del álbum descartado terminaron en el álbum solista de Gary. Otra, «Wedding Bells», fue incluida en Swings Both Ways. Robbie también conservó dos canciones para su nuevo álbum: Una poderosa balada, Different, y una canción pop, Candy.»

Cuando dicen «Algunas de las canciones del álbum descartado terminaron en el álbum solista de Gary» se refieren a Requiem, primer canción de «Since I Saw You Last» lanzado en el 2013. Esa es la única canción del álbum que fue escrita por Robbie y Gary.

Créditos: RWL