El diario de Robbie de su viaje a México

«No puedo creer que bebés recién nacidos vivan en este lugar. Me está afectando aún mas por el pequeño bebé que se encuentra en el vientre de Ayda.» Robbie.

El visitó los barrios mas pobres de la Ciudad de México para conocer donde parte de las £7.5 millones recaudadas hasta el momento por el Soccer Aid en apoyo a UNICEF serán utilizadas. El evento de este año, el cuarto desde que fue inventado por Robbie y su amigo Jonathan Wilkes en 2004, es el domingo en el Old Trafford. Entre los jugadores se encuentran Mark Owen, Olly Murs, el columnista de Sun, Roy Keane, Gordon Ramsay y James Mcavoy.

Robbie, cuya esposa Ayda Field está esperando a su primer hijo, quedó muy emocionado luego de su viaje. Aquí comparte su diario de viaje con los lectores de The Sun.

He realizado shows en México en el pasado y siempre ha sido un lugar del cual he querido saber mas y volver junto a UNICEF
Siendo embajador de UNICEF he tenido el privilegio de conocer a algunos de los chicos a los que el Soccer Aid ha ayudado: Niños en orfanatos en Sudáfrica, aquellos afectados por el terrible terremoto de Haiti en el 2010 y ahora  algunos de los mas vulnerables en la Ciudad de México.

Robbie junto a Kimberley
Me sentí un poco temeroso luego de aterrizar.
Siempre es un poco tenso llegar a estos lugares. Quieres hacer un buen trabajo pero a veces es realmente difícil ver la situación de estos niños.
Johnny está conmigo. Es bueno compartir esto con el ya que ha invertido mucho en el Soccer Aid.
En primer lugar me encontré con una madre llamada Aidee quien ha venido a mostrarnos como, recientemente, ella y sus hijos están viviendo en las calles del centro de la ciudad.
Dos de sus hijos, Hanna, 10, y Josue, 5, están con nosotros también.
Es duro para ellos y yo trato de hacerlos reír un poco con la ayuda de nuestro traductor.
Desearía hablar en español. Todos los años planeo aprender pero todavía no ha sucedido!

Vamos a jugar a la pelota!… Robbie junto a Angel y a su hermana Lluvia.

Caminamos por un camino muy ocupado, con un montón de tiendas de campaña improvisadas y muebles antiguos por todo el lugar.
Hay un pequeño niño en el camino y solo deseo correr hacia el y alejarlo de los autos.
Hanna nos muestra la choza donde solían vivir.
Por todas partes huele a pegamento.
Hay personas adictas a las drogas deambulando fuera de si y verlos cerca de los niños es realmente malo.
Absolutamente no es un lugar donde chicos deban vivir. No hay baños, no hay agua limpia.
Uno de los niños es Ricardo, quien tiene solo 2 años.
Su madre, Augustina, viene hacia nosotros y en sus brazos hay un pequeño bebé de apenas un mes de nacido.
Robbie junto a Aidee, Josue y Hanna
No puedo creer que un recién nacido viva en este lugar. Johnny y yo nos sentimos un poco desesperados por salir de acá.

Uno siempre siente que quieres hacer mas, que quieres hacer algo en ese mismo momento. No puedes ayudar pero te sientes abrumado y siento que esto me está afectando aún mas este año con el pequeño bebé en el vientre de Ayda.
Pasamos el día de hoy en los barrios mas pobres de  Iztapalapa donde los niños viven en extrema pobreza.
Una de las niñas, Kimberley, solo tiene un año y medio. Ella y sus 5 hermanos y hermanas viven en chozas a un lado de la carretera.
Hay basura por todas partes y el olor es terrible. Los niños son vulnerables a ser mordidos por las ratas y a contagiarse muchas enfermedades.
Se siente tenso para nosotros así que estábamos muy preocupados por su seguridad. Los niños son tan pequeños y jóvenes y uno solo quiere protegerlos.
Salimos de esa parte de la ciudad y vamos hacia el sur. Nos detenemos en un cruce de caminos y ahí conozco a Angel, 5, y a Lluvia, 3, jugando en la tierra.

El rey del swing… Robbie jugando con un niño del lugar.
Sus padres vienen aquí todos los días para limpiar los parabrisas de los autos que pasan y así tratar de ganar algo de dinero para alimentarlos. Pero no están a salvo aquí ya que han tratado de comprar a los niños o de secuestrarlos un par de veces.
Es absolutamente shockeante.
Angel y yo hemos jugado a la pelota. Los niños no tienen idea de quien soy, pero por lo general si traes una pelota e inventas algún tipo de juego, ellos están felices de jugar y reír.
Amo esa parte. Todos los nervios iniciales que sientas siempre desaparecen una vez que estás alrededor de los chicos. No puedo esperar a jugar con el mío.
Hay niños como Ángel y Lluvia en todo el mundo que necesitan de nuestra ayuda.
Luego, nos dirigimos a un refugio, donde Hanna, Josué y sus hermanos viven. Es básico, pero un mundo lejos de donde los conocimos.
Aquí, tu puedes verlos a salvo. Ellos tienen agua, baños y comida.
El jefe de la vivienda me cuenta como UNICEF está trabajando junto con el gobierno para asegurarse de que chicos como Hanna estén protegidos en refugios como estos así pueden tener una vida sana y segura.

Momentos conmovedores… Robbie cargando a Kimberley.

Todo esto ha recalcado lo peligroso que puede ser el mundo para un niño.
Solo tengo que recordar que estamos aportando nuestro granito de arena y es todo un honor haber conocido a estos niños.
Ahora estamos listos para irnos y jugar un serio partido en el Soccer Aid.
Queremos ganarle al Resto del Mundo. Johnny, Mark Owen, yo y el resto de los chicos sin dudas vamos a traer algo de pasión al estilo ’66 a la cancha.
Pero también vamos a estar pensando en los niños que viven vidas difíciles en todo el mundo. Porque el Soccer Aid se trata de ayudar a UNICEF a ayudarlos a ellos.
Ver todo el dinero que hemos recaudado gracias a la simple idea que hemos creado con Johnny, te hace poner mas entusiasmado cada año.
Ya sea para los niños en México, Haití o África, se siente bien saber que todos podemos poner algo de nuestra parte para poder ayudar a aquellos que son menos afortunados que nosotros.
Soccer Aid, Inglaterra vs Resto del Mundo, se podrá ver en ITV1 desde las 6pm el Domingo. Para comprar los tickets o donar a UNICEF, ve a  itv.com/socceraid .Todas las donaciones son igualadas por el gobierno del Reino Unido.

Créditos: The Sun
Traducción: Robbie Williams Argentina. Si lo tomas, danos los créditos correspondientes.