Robbie Williams: pasado, presente, futuro

La revista Esquire Latinoamérica le realizó una entrevista a Robbie en donde hablan de varios temas, entre ellos  sobre su vida, la fama, su nuevo disco y lo que significa ser padre. Aquí les dejamos la nota.

Cantante y compositor, 38 años, Stoke-on-Trent, Inglaterra

 

  • Cada vez que grabo un disco, los días son agotadores. Sin embargo, es un proceso que disfruto al máximo. Cuando descanso es otra forma de sentir la vida, y también me fascina tener ese tiempo para hacer lo que yo quiera.
  • Me gusta vivir en Los Ángeles porque puedo pasar desapercibido muchas veces. Cuando me reconocen en algún lugar no me incomoda, pero prefiero sentirme como alguien que goza de una especie de invisibilidad. Por supuesto, en Londres pasa lo contrario. Ahí tengo que disfrazarme para andar por donde sea, pero también es una ciudad que se disfruta a pie o en transporte público. Son lugares muy diferentes, cada uno tiene su propio encanto. No puedo elegir una ciudad favorita, prefiero sacar lo mejor de las dos.
  • Siempre que un artista reaparece afirma estar presentando el mejor disco de su carrera, ¿a poco no? Yo no diría que es mi caso ahora, pero de lo que pueden estar seguros es que este nuevo disco [Take the Crown, ya a la venta] me encanta, me sorprende y me satisface. Si es el mejor o no, eso lo podrán decir ustedes y será una opinión válida. El tiempo lo confirmará. Ahora lo que importa es pasarla bien con estas canciones.
  • Los excesos en algún momento son como el termómetro de las emociones y los límites de la sensibilidad. Creo que son etapas necesarias en la vida para controlar esas válvulas de escape que requieres para respirar y sentirte mejor cada día.
  • Creo que la gente siempre se complica cuando habla sobre sexo. Yo trato de simplificarlo y evito personalizarlo, así de sencillo. Es cierto que cuando opinas sobre cualquier cosa se refleja una parte de ti, pero nunca será una cuestión absoluta.
  • Es imposible evitar que la gente hable sobre ti a tus espaldas. No importa que seas famoso o no. La única diferencia es que se publica en los medios cuando sí lo eres.
  • La cultura visual nos afecta cada vez más. En ese sentido, la exposición de todo el mundo es mayor. Ahora no importa si eres alguien reconocido por tu trabajo, sino que cualquiera puede convertirse en una celebridad para bien o para mal. Las imágenes seducen a todos y, si a eso le sumas indiscreciones y rumores, lograrás un coctel irresistible.
  • La vida ideal la puede construir cada uno de nosotros. En realidad son tantos los factores que influyen en ella, que sería absurdo pensar que el dinero es lo único que te puede dar la felicidad. No lo menosprecio, pero tampoco pienso que es lo único que puede garantizarte ser feliz. ¿De qué servirían todos los lujos si estás solo o rodeado de gente a la que no le importas nada? Lo esencial está en todo lo que aparece a tu alrededor cuando la armonía existe en tu interior y la compartes con la gente que amas.
  • Me siento en forma, por dentro y por fuera. Y eso ocurre desde hace varios años. Claro que ahora me he superado. Convertirse en padre te da otra clase de sensibilidad. Es una mezcla de fragilidad y fortaleza indescriptible, pero fabulosa. La responsabilidad que significa mostrar el camino a tus hijos para que sean buenos seres humanos no tiene precio.
  • Cuando decidimos hacer el reencuentro de Take That significó una especie de temporada vacacional maravillosa. A todos nos refrescó, porque recuperamos una diversión que habíamos perdido. Me reencontré con otra parte de mí que había quedado atrás. Me dio la energía que necesitaba para trabajar en mi nuevo disco, y eso lo aprecio muchísimo.
  • Mucha gente opina que es un error vivir en el pasado. Creo que no debemos olvidar lo que ha sucedido en nuestras vidas, para no dejar que el presente se torne gris.
  • El polémico video «Come Undone» [del año 2003] representa ese pedazo de miseria que puede rodearte después del desenfreno. En esos casos hay soledad después de que despiertas acompañado. Hay cosas que uno tiene que probar para darse cuenta de qué es lo que realmente quieres, de lo que verdaderamente necesitas en esta vida.

3 Datos para fans de Robbie:

  1. Take the Crown es su noveno disco de estudio. Grabó una parte en los míticos Capitol Studios y fue producido por Jacknife Lee (R.E.M., Two Door Cinema Club y más). Su amigo Gary Barlow (Take That) también participó.
  2. Ha vendido más de 70 millones de discos y ostenta el récord de desplazar la mayor cantidad de boletos en un día (1.6 millones para la gira de 2006).
  3. Está casado con la actriz Ayda Field desde 2010. Son padres de Theodora Rose, que nació el pasado septiembre.